FELIZ AÑO 2010 CON MENSAJE DE REFLEXION


Un año nuevo
Pancho Aquino

Dicen que cuando se acerca fin de año los ángeles curiosos se sientan al borde de las nubes a escuchar los pedidos que llegan desde la tierra.

- ¿Qué hay de nuevo? -pregunta un ángel pelirrojo, recién llegado.
Lo de siempre: amor, paz, salud, felicidad...- contesta el ángel más viejo.

Y bueno, todas esas son cosas muy importantes.

Lo que pasa es que hace siglos que estoy escuchando los mismos pedidos y aunque el tiempo pasa los hombres no parecen comprender que esas cosas nunca van a llegar desde el cielo, como un regalo.

¿Y qué podríamos hacer para ayudarlos? - Dice el más joven y entusiasta de los ángeles.
¿Te animarías a bajar con un mensaje y susurrarlo al oído de los que quieran escucharlo? - pregunta el anciano.

Tras una larga conversación se pusieron de acuerdo y el ángel pelirrojo se deslizó a la tierra convertido en susurro y trabajó duramente mañana, tarde y noche, hasta 1os últimos minutos del último día del año.

Ya casi se escuchaban las doce campanadas y el ángel viejo esperaba ansioso la llegada de una plegaria renovada. Entonces, luminosa y clara, pudo oír la palabra de un hombre que decía:
"Un nuevo año comienza. Entonces, en este mismo instante, empecemos a recrear un mundo distinto, un mundo mejor: sin violencia, sin armas, sin fronteras, con amor, con dignidad; con menos policías y más maestros, con menos cárceles y más escuelas, con menos ricos y menos pobres.

Unamos nuestras manos y formemos una cadena humana de niños, jóvenes y viejos, hasta sentir que un calor va pasando de un cuerpo a otro, el calor del amor, el calor que tanta falta nos hace.

Si queremos, podemos conseguirlo, y si no lo hacemos estamos perdidos, porque nadie más que nosotros podrá construir nuestra propia felicidad".

Desde el borde de una nube, allá en el cielo, dos ángeles cómplices sonreían satisfechos.
Del libro: "Cuentos para Niños de 8 a 108 II" - Pancho Aquin

FELIZ NAVIDAD.....UNA NAVIDAD DE COLORES PARA USTEDES



"y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo".
Mat 28, 18-20


FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS LECTORES DE ESTA PÁGINA

EDUARDO BONNIN...SU TESTAMENTO



“MI TESTAMENTO ESPIRITUAL”: Eduardo Bonnín
Todo lo que se ha venido exponiendo en capítulos anteriores sobre el Carisma del Movimiento de Cursillos de Cristiandad se desprende del tan trascendente como esencial documento, “MI TESTAMENTO ESPIRITUAL”, que Eduardo Bonnín otorgó en los últimos días de su vida terrenal para conocimiento de todos. Del mismo se ofrecen estas páginas en resumen. "Aquella idea que se nos metió en el alma cuando teníamos 20 años, no era una quimera, ni un capricho de juventud, ni una exaltación propia de la edad, sino un plan del Espíritu de Dios" (Eduardo Bonnín. Roma 2000) “MI TESTAMENTO ESPIRITUAL” Eduardo Bonnín (resumen) El conocimiento del Movimiento de Cursillos de Cristiandad es el más importante de los bienes que poseo y creo que lo mejor que puedo legar a los que vengan después de mí, es dejar escrito y pormenorizado en qué consiste, cual es su finalidad y cuáles son los objetivos que debe perseguir dicho Movimiento, que no es sino tratar de conseguir que la Buena Nueva del Evangelio, llegue a los más posibles, y preferentemente a los más alejados. La idea germinal de Cursillos nació del choque que se produjo en mí, al enfrentarse en mi persona la educación que había recibido en el hogar familiar, con el que se vivía en el cuartel, cuando me incorporé, a mis 18 años, al servicio militar, que duró 9 años. Allí se valoraban y se vivían unos valores completamente diferentes y opuestos a los que habían sido para mí norte y guía desde mi juventud. Los más tenían un concepto errado y temeroso de la religión. Para ellos la religión era una serie de prohibiciones que les obstaculizaban su vivir y que les impedían emplear a su antojo la libertad de que podían disfrutar, especialmente entonces al vivir lejos de su entorno familiar. Por la noche, a la vuelta al cuartel, eran en extremo interesantes sus conversaciones, todas ellas casi siempre girando alrededor de sus frecuentes incursiones en los ambientes de vicio. Traté de saber cómo era la gente y de profundizar en lo nuclear del cristianismo. Mis ganas de leer se centraron en los libros cuyos autores estaban en la cresta de la ola de lo cristiano: Hugo y Karl Rahner, el P. Plus, el matrimonio Maritain, Leon Bloy, Van der Meer de M., Gustave Thibon, Eric Fromm, Jacques Leclerc, etc. Llegó a mis manos un libro titulado "S.S.Pio XII y la Acción Católica", donde dice textualmente, "De este doble aspecto de su pueblo es deber del párroco formarse una rápida y ágil mirada un cuadro claro y minuciosamente detallado, diríamos topográficamente, calle por calle, es decir, por un lado, de la población fiel y señaladamente de sus miembros más elegidos, de los que pudiera sacar los elementos para promover la Acción Católica; y por el otro, de los grupos que se han alejado de la práctica de la vida cristiana. También éstas son ovejas pertenecientes a la parroquia, ovejas descarriadas; y también de éstas y aún de ellas particularmente, sois guardianes responsables, dilectísimos hijos; y como buenos pastores no debéis esquivar trabajo ni esfuerzo para buscarlas, para ganarlas de nuevo, ni concederos reposo hasta que todas encuentren asilo, vida y alegría, en el retorno al redil de Jesucristo". (Discurso a los párrocos y cuaresmeros de Roma, 6 Febrero 1940). Este escrito me llevó a la resolución de que lo más importante para empezar era poder contar con un "detallado estudio" de la situación dada, conclusión que me llevó a estudiar cada una de las constelaciones de individuos existentes en mi mundo y en la Iglesia que yo conocía. Después también me pareció necesario observar cada una de las individualidades, por separado intentando tener una idea de cómo era el joven soldado, el joven estudiante, el joven obrero, el joven universitario, el joven oficinista, etc. para poder tener una idea lo más real posible de la realidad. De todo esto, el año 1943, nació el "Estudio del Ambiente", principio y origen de todo lo que vino después. Yo no pertenecía a la A.C., pero frecuentaba sus reuniones y después me dieron el cargo de Presidente del Consejo Diocesano de los Jóvenes. La Rama de los Jóvenes de A.C. estaba entregada en preparar la Peregrinación a Santiago de Compostela. El Presidente Nacional, Manuel Aparici, había lanzado la idea de reunir en Santiago 100.000 jóvenes que vivieran en gracia de Dios. Y los Dirigentes del Consejo Superior dedicaban sus vacaciones de Navidad y Pascua para recorrer los Consejos Diocesanos de España, con el fin de entusiasmar a los jóvenes para la gran cita de Compostela. Y lo hacían dando unos cursillos a los que daban el nombre de Cursillos de Adelantados de Peregrinos, buscando candidatos en los centros parroquiales y en los Consejos Diocesanos. Asistí al segundo, que se realizó en la Semana Santa de 1943. Me gustó el clima de compañerismo que allí se respiraba y el ánimo y el talante alegre con que se exponían las lecciones o conferencias. De estos cursillos aprendí mucho y sobre todo descubrí la solución de lo que desde siempre me había preocupado, que era el cómo conseguir explicar las ideas que quería contagiar a los demás para darlas a conocer con alguna posibilidad de eficacia, y me di cuenta que lo que desde siempre había sido mi preocupación dominante se solucionaba tratando de reunir a la gente en régimen cerrado y aislado y que ésta era la mejor manera de lograr conseguir lo que yo buscaba. Allí aprendí que debía reunirse la gente por grupos, hacer periódicos murales, lograr que intervinieran los más posibles. Todo esto lo descubrí en aquellos cursillos. Lo que no me gustaba era que duraran una semana, pues pensé que en ese plan se podía conseguir tan sólo un auditorio muy limitado: los estudiantes en Navidad, Pascua y verano o los que estuvieran dispuestos a vivir esta experiencia empleando unos días de sus vacaciones. Después de mucho rezar y buscar quien rezara, pensar, planear, estructurar, reunir y seleccionar una vez más el material acumulado en fichas, en notas y en libros subrayados, reunimos unos cuantos candidatos y nos atrevimos a planear un “nuevo” cursillo con José Ferragut, que había sido Presidente Diocesano, con Jaime Riutord y este cristiano que escribe y suscribe este relato, al que se le designó como Rector. Éste fue el primer Cursillo y, si bien le llamamos de Jefes de Peregrinos, porque no nos hubieran dejado celebrarlo con otro nombre, no se parecía en nada a los que se habían dado en Mallorca con este nombre. Esto sucedía el año 1944, en un chalet de Cala Figuera. Así las cosas, confiando en las oraciones de muchos y la colaboración de unos pocos, nos lanzamos a la aventura de hacer un cursillo por nuestra cuenta. Aunque hablamos de Santiago era un cursillo distinto de los demás, con una estructura diferente con el propósito de contagiar el ideal de Cristo en un ambiente cálido, sincero, agradable y festivo, salpicando los rollos de anécdotas que cuidadosamente habíamos recopilado. Necesitábamos un Sacerdote para que nos explicara los rollos místicos y que cuidara de la dirección espiritual del Cursillo. Don Juan Juliá aceptó. Con mucha fe en Dios, las oraciones de muchos y el sacrificio de unos cuantos nos lanzamos a la aventura. Sabíamos a lo que íbamos y lo que queríamos conseguir. Teníamos claro lo que gracias a Dios nunca se nos ha oscurecido: que el Evangelio es verdad y que, realizado en la vida y metido en el corazón y en la inteligencia de cada persona que cree en Cristo y se abre de verdad a su Verdad, correspondiendo a su gracia, tiene una potencia arrolladora capaz de entusiasmar a los más remisos. En Cursillos se trata de presentar la Verdad de Cristo escueta, acentuando lo más importante que es su Resurrección, el descubrir que nos ama a cada uno en particular y personalmente y que está presente cuando dos o más se reúnen en su Nombre. Estas verdades llevadas a la vida, esto es momentalizándolas, tratando de meterlas en el vivir de cada momento, dan sentido a la vida. El Señor nos inspiró la Reunión de Grupo y la asistencia a la Ultreya. Vimos que la persona tiene dos polos, uno personal y otro social. Del personal cuida la Reunión de Grupo y el social se va consiguiendo asistiendo a la Ultreya. El Cursillo de Cristiandad persigue una sola finalidad: que el Espíritu del Señor se encuentre en Cristo con la libertad de la persona humana y que ésta, al descubrir que es amada por Dios, cambie de horizonte y de perspectiva, porque se ha dado cuenta de que Dios le tiene en cuenta. Cuando esto sucede normalmente se produce un proceso personal de conversión, lo que exige de los dirigentes - sacerdotes y seglares - un cuidado personalizado, atento y detallista, seguido y conseguido por medio de la amistad, sin presiones paternalistas, ni ayudas no solicitadas, que no hacen más que demostrar que se ignora que en los bautizados, conscientes de su bautismo, actúa sin cesar la gracia de Dios. Conectado con la fuerza divina que obra en los sacramentos, el cursillista va descubriendo que si él va aportando su ilusión, su entrega y su espíritu de caridad, viviendo en gracia, va comprobando que, salvando todos los avatares y aventuras del vivir, lo más importante es la vida, el hecho de vivir, lo que le impulsa a vivir agradecido, saboreando que la vida es bonita, que la gente es importante y que vale la pena vivir. La persona que ha vivido el cursillo y ha aportado en él lo que en la primera noche le pide el Rector: su ilusión, su entrega y su espíritu de caridad, que es tanto como decir estar en disposición de captar las tres virtudes teologales y se ha abierto a las verdades que en el cursillo se explicitan, sale libre y liberado, cambiando de mentalidad y, como la gracia es creativa, va aplicándola a su escala de valores primero y después, o simultáneamente, a su óptica, a su enfoque y a su perspectiva, en una palabra, a su manera de ver las cosas. Es aquello de ver con ojos nuevos las cosas de siempre. Ahora bien, a esto, que es tan sencillo y claro y que ha dado tan buenos frutos en tantas personas, se ha pretendido tergiversarlo muchas veces con el deseo de "actualizarlo" y de "ponerlo al día" o bien han tenido la 'originalidad" de añadir cosas innecesarias, que no han hecho más que complicar la santa simplicidad de lo pretendido. Si comparamos el Movimiento de Cursillos a un árbol, que ha crecido porque la semilla evangélica sembrada en muchos corazones y cultivada con la oración ha dado su fruto, nos alegra, pero así mismo nos duele que en algunos sitios, sin duda con la mejor intención, han tomado el árbol de los cursillos como el árbol de Noel y le han ido colgando luces y muñequitos, (sus genialidades preferidas) y han ido afeando su claro y sencillo perfil. Al Cursillo de Cristiandad podríamos compararlo a un árbol. El árbol tiene raíces, tronco, ramas, hojas y produce frutos; para crecer y desarrollarse tiene que estar afincado en tierra. El Cursillo exige estar afincado en la realidad. Sus raíces son su motivación, las ideas fuerza que impulsan la savia de las inquietudes que suscita su misma vitalidad. El tronco y sus ramas son su estructura, que está toda orientada a ser vehículo del mensaje evangélico, enfocado especialmente de cara a los alejados. Para convivir con los alejados los cristianos de siempre han de entender la parábola del Hijo Pródigo, pero por lo que se refiere al hermano mayor, que no tiene que enojarse porque el Padre haga una fiesta para celebrar la vuelta del hermano y hasta que nos alegrara que en lugar de uno fueran dos. Todas estas sinceridades que siguen y que me creo en el deber de tener que expresar para que todo quede lo más claro posible, no lo hago en plan de querer ser protagonista, pues siempre que se me ha pedido quien era el autor de todo he dicho categóricamente que era el Espíritu Santo, pero cuando se me ha preguntado quién hizo la estructura, quién recopiló las anécdotas, quién hizo los rollos seglares, quién ideó la Reunión de Grupo y la Ultreya, para no mentir, he tenido que decir que era yo. A punto de concluir este relato, me doy cuenta que, sin darme cuenta, he empleado, como siempre, el plural mayestático, lo que induce a pensar que había otros a mi lado que me ayudaban a aportar ideas. Lo que sí pasó es que les iba leyendo lo pensado y ellos lo escuchaban con atención Lo aportado por otros lo recuerdo perfectamente: Don Sebastián Gayá fue el único que tuvo fe en nosotros pero sus múltiples ocupaciones no le permitieron una dedicación más efectiva. Escribió la Guía del Peregrino Don Juan Capó, que estudiaba en Roma cuando la gestación del Cursillo, al volver a Mallorca se entusiasmó con la idea que le explicamos. Su presencia en el cursillo de San Honorato, en Enero de 1949, se limitó a dar las dos meditaciones de la primera noche, el día 7, tras lo cual volvió a Palma. Él fue el que dio nervio teológico a los rollos místicos y a las meditaciones. Tengo que mencionar también, porque su influencia ha sido grande, a Guillermo Estarellas. Él fue quien aportó la canción "De Colores". Se buscaba para cantar precisamente algo que no fuera pío, por no asustar a los alejados y con el "De Colores", canción sacada del folklore, se cumplió rotundamente el objetivo. El "De Colores" con el tiempo ha llegado a ser el himno y el santo y seña de los cursillistas de todo el mundo. También quiero hacer constar que la idea primigenia fue seglar. Para mayor gloria de la Iglesia, creo que esta nota merece destacarse. Cuando llegó el Dr. Hervás a Mallorca nos habló de sus planes pastorales. Yo le interrumpí diciéndole que en Mallorca teníamos un procedimiento para acercar a la juventud, que era lo que en el tiempo se llamaría el Movimiento de Cursillos de Cristiandad. Cuando después hablamos con él, se entusiasmó. Cuando pasó de la Diócesis de Mallorca a la de Ciudad Real, le entregué toda la documentación que yo tenía sobre cursillos. Él, con un grupo de sacerdotes, lo estudió atentamente. Sin duda ninguna a él se le debe el que los cursillos fueran aceptados por la Iglesia. Él escribió una pastoral sobre ellos titulada "Los Cursillos de Cristiandad, Instrumento de Renovación Cristiana", que siempre será la Carta Magna de los Cursillos de Cristiandad. Él ha sido el que consiguió que los Cursillos de Cristiandad entraran por la puerta grande de la Iglesia. Si los cursillos han de ser fieles al motivo por el que fueron pensados, rezados y agradecidos, no han de bajar la diana y han de servir para dar a los que asistan a ellos una vivencia viva, sencilla, simple, clara y auténtica del Cristo del Evangelio que, con su resurrección, se hace por su gracia vivo, normal y cercano en cada uno. Esto requiere y precisa que haya un encuentro de cada persona con Cristo. Los cursillos han de ir al fondo de la persona, no a sus circunstancias concretas que le envuelven, si es casado, soltero, practicante o indiferente etc.. No tiene que haber nada que le desvíe de la diana a que se debe apuntar. El encuentro tiene que ser con Cristo y la persona, cara a cara, de tú a tú y a eso tiene que ir enfocado todo la existencia insoslayable de un magnetismo de género o la presencia condicionante de algún testigo cualificado por relación profesional, familiar o de pareja, lo imposibilita. La reacción tiene que ser personal, radical y auténtica. No tiene que haber nada que impida o dificulte esta radicalidad, perplejidad y entusiasmo, que causa en la persona el CREER de verdad y en serio que Cristo le ama. Como en el cursillo se descubre una nueva dimensión mucho más profunda que la fe normal, no es la misma cuando la persona es observada por otra que está pendiente de su reacción. Por esta razón los cursillos no deben ser mixtos, así como tampoco no es de ninguna manera conveniente que vayan a un mismo cursillo juntos padre e hijo, madre e hija o dos hermanos o hermanas, o Jefes y subordinados o un matrimonio. Si van mujeres y hombres juntos, ninguno se porta como se portaría si fueran por separado. Cristo busca a la persona, no a lo que le envuelve. El cursillo no da por supuesto ningún supuesto. En el cursillo, si se hace como se debe, al final todo el mundo es veraz, Lástima que después se creyeron omnipotentes los del OMCC y cambiaron el nombre de algunos rollos y el orden de los mismos; modificaron "Ideas Fundamentales" que, en su primera edición, cumplieron su finalidad: Que se conociera el por qué y el para qué de los cursillos, su mentalidad, su estrategia, etc. todo elaborado por personas que conocían y amaban el Movimiento y no tenían la obsesión de querer mandar sino de servir. Pero después un grupo reducido, en el que no había ningún integrante que hubiera estado presente en su gestación, empezaron a modificar, codificar y enumerar las Ideas Fundamentales, a "actualizarlas", a clericalizarlas y, creo suponer que con buena intención, inventaron el apartado -el 86- donde se cuenta una historia imaginaria en rosa, algo así como un cuento de hadas, para explicar el "nacimiento" de los Cursillos. Y, como si esto no bastara, cambiando los rollos, desmedularon la idea intencional del Movimiento, porque se olvidaron de que su óptica tenía que ser enfocada pensando en los alejados. Prueba palpable de ello es que introdujeron el rollo Fe y el de Iglesia, cambiando el de Piedad por Santidad, el de Estudio por Formación y el de Estudio del Ambiente por el de Fermentación Cristiana de los Ambientes. El tener la idea de meter un rollo llamado Fe y otro llamado Iglesia no encaja de ninguna manera con la auténtica mentalidad de cursillos, que siempre ha tenido como objetivo preferente, aunque no exclusivo, el acercamiento de los alejados, sin tener en cuenta que la Fe no puede colgarse como un collar, sino que nace por gracia de Dios y, como reacción, en el corazón de la persona que admite y cree que Dios le ama. El Cursillo no pretende que los mejores sean cristianos, ni que los cristianos sean mejores, sino que los cristianos sean cristianos. Que entiendan que ser cristianos conscientes es convertirse en cada momento. Y todo, para que vayan descubriendo, desde el preciso lugar donde Dios les ha plantado, que Dios en Cristo les ama. En realidad, de verdad, para el cristiano de verdad, existe tan sólo un problema, que es aceptar, sin morir de alegría, la grandeza de ser tanto. Eduardo Bonnín

BOLETIN MENSUAL DEL ORGANISMO MUNDIAL DE CURSILLO DE CRISTIANDAD, MES DE NOVIEMBRE


Queridos Amigos, 01nov09spa
¡Que la paz y el amor de Nuestro Señor estén siempre con ustedes!
I. Eventos de Actualidad
En este penúltimo boletín del presente OMCC, queremos felicitar y dar la
bienvenida a todo el equipo del OMCC que continuara este servicio a todos los
Cursillistas del mundo principiando el primero de enero del 2010. Las Sedes del
nuevo equipo serán:
Grupo de Asia Pacific (APG) será Vietnam in the Diaspora en Australia
Grupo Europeo de Cursillos de Cristiandad (GECC) será Australia
Grupo Latinoamericano de Cursillos de Cristiandad (GLCC) será Argentina
Grupo Norte América y Caribe (NACG) será EE.UU
El Comité Ejecutivo del OMCC ser Australia
En nombre de todo el equipo presente del OMCC, les queremos felicitar y
reiterarles que siempre contaran con nuestras oraciones y con cada uno de
nosotros para lo que ustedes necesiten.
Por otro lado, queremos informarles que en el mes de octubre, del 15 al 18, Juan
Ruiz tuvo la oportunidad de servir en un Encuentro de mentalidad en la
Arquidiócesis de Xalapa Veracruz México, con la presencia de más de 90
personas incluyendo 5 sacerdotes de esa arquidiócesis y de Diócesis vecinas.
También contamos con la presencia del Arzobispo Monseñor Hipólito Reyes
quien nos acompaño y nos ofreció una profunda y motivadora meditación.
También en el mes de octubre, del 29 al 1 de noviembre, Gail Terrana y el Padre
David Smith también tuvieron la oportunidad de servir en un Cursillo de Cursillo
en la Arquidiócesis de Miami, USA. Dirigentes de Florida, Alabama y Carolina
del Sur participaron en esta gozosa experiencia.
Por último, también queremos informarles que los DVDs de la IV Ultreya
Mundial están listos la tercer semana de noviembre y los pueden conseguir a
través de su Grupo Internacional:
(APG) Tam Nguyen - tamyen@iinet.net.au
(GECC) Francis Napoli - cursillos@sapphirenet.gi

EN OTRA FUTURA VIDA,YO QUISIERA REENCARNARME EN...........


YO NO YO CREO EN LA REENCARNACION...Y TU?
LEE EL SIGUIENTE ARTÍCULO

¿Puede un cristiano creer en la Reencarnación?

Padre Charly García

Más de los que parecían

Una conocida actriz, hace no mucho tiempo, declaraba en el reportaje concedido a una revista: “Yo soy católica, pero creo en la reencarnación. Ya averigüé que ésta es mi tercera vida. Primero fui una princesa egipcia. Luego, una matrona del Imperio Romano. Y ahora me reencarné en actriz”. Resulta, en verdad, asombroso comprobar cómo cada vez es mayor el número de los que, aún siendo católicos, aceptan la reencarnación. Una encuesta realizada en la Argentina por la empresa Gallup reveló que el 33% de los encuestados cree en ella. En Europa, el 40% de la población se adhiere gustoso a esa creencia. Y en el Brasil, nada menos que el 70% de sus habitantes son reencarnacionistas. Por su parte, el 34% de los católicos, el 29% de los protestantes, y el 20% de los no creyentes, hoy en día la profesan. La fe en la reencarnación, pues, constituye un fenómeno mundial. Y por tratarse de un artículo de excelente consumo, tanto la radio como la televisión, los diarios, las revistas, y últimamente el cine, se encargan permanentemente de tenerlo entra sus ofertas. Pero ¿por qué esta doctrina seduce a la gente? Qué es la reencarnación

La reencarnación es la creencia según la cual, al morir una persona, su alma se separa momentáneamente del cuerpo, y después de algún tiempo toma otro cuerpo diferente para volver a nacer en la tierra. Por lo tanto, los hombres pasarían par muchas vidas en este mundo. ¿Y por qué el alma necesita reencarnarse? Porque en una nueva existencia debe pagar los pecados cometidos en la presente vida, o recoger el premio de haber tenido una conducta honesta. El alma está, dicen, en continua evolución. Y las sucesivas reencarnaciones le permite progresar hasta alcanzar la perfección. Entonces se convierte en un espíritu puro, ya no necesita más reencarnaciones, y se sumerge para siempre en el infinito de la eternidad. Esta ley ciega, que obliga a reencarnarse en un destino inevitable, es llamada la ley del “karma” (=acto). Para esta doctrina, el cuerpo no sería más que una túnica caduca y descartable que el alma inmortal teje por necesidad, y que una vez gastada deja de lado para tejer otra. Existe una forma aún más escalofriante de reencarnacionismo, llamada “metempsicosis”, según la cual si uno ha sido muy pecador su alma puede llegar a reencarnarse en un animal, ¡y hasta en una planta! Las ventajas que brinda Quienes creen en la reencarnación piensan que ésta ofrece ventajas. En primer lugar, nos concede una segunda (o tercera, o cuarta) oportunidad. Sería injusto arriesgar todo nuestro futuro de una sola vez. Además, angustiaría tener que conformarnos con una sola existencia, a veces mayormente triste y dolorosa. La reencarnación, en cambio, permite empezar de nuevo. Por otra parte, el tiempo de una sola vida humana no es suficiente para lograr la perfección necesaria. Esta exige un largo aprendizaje, que se va adquiriendo poco a poco. Ni los mejores hombres se encuentran, al momento de morir, en tal estado de perfección. La reencarnación, en cambio, permite alcanzar esa perfección en otros cuerpos. Finalmente, la reencarnación ayuda a explicar ciertos hechos incomprensibles, como por ejemplo que algunas personas sean más inteligentes que otras, que el dolor esté tan desigualmente repartido entre los hombres, las simpatías o antipatías entre las personas, que algunos matrimonios sean desdichados, o la muerte precoz de los niños. Todo esto se entiende mejor si ellos están pagando deudas o cosechando méritos de vidas anteriores. Cuando aún no existía

La reencarnación, pues, es una doctrina seductora y atrapante, porque pretende “resolver” cuestiones intrincadas de la vida humana. Además, porque resulta apasionante para la curiosidad del común de la gente descubrir qué personaje famoso fue uno mismo en la antigüedad. Esta expectativa ayuda, de algún modo, a olvidar nuestra vida intrascendente, y a evadirnos de la existencia gris y rutinaria en la que estamos a veces sumergidos. Pero ¿cómo nació la creencia en la reencarnación? Las más antiguas civilizaciones que existieron, como la sumeria, egipcia, china y persa, no la conocieron. El enorme esfuerzo que dedicaron a la edificación de pirámides, tumbas y demás construcciones funerarias, demuestra que creían en una sola existencia terrestre. Si hubieran pensado que el difunto volvería a reencarnarse en otro, no habrían hecho el colosal derroche de templos y otros objetos decorativos con que lo preparaban para su vida en el más allá. Por qué apareció

La primera vez que aparece la idea de la reencarnación es en la India, en el siglo VII a.C. Aquellos hombres primitivos, muy ligados aún a la mentalidad agrícola, veían que todas las cosas en la naturaleza, luego de cumplir su ciclo, retornaban. Así, el sol salía par la mañana, se ponía en la tarde, y luego volvía a salir. La luna llena decrecía, pero regresaba siempre a su plena redondez. Las estrellas repetían las mismas fases y etapas cada año. Las estaciones del verano y el invierno se iban y volvían puntualmente. Los campos, las flores, las inundaciones, todo tenía un movimiento circular, de eterno retorno. La vida entera parecía hecha de ciclos que se repetían eternamente. Esta constatación llevó a pensar que también el hombre, al morir, debía otra vez regresar a la tierra. Pero como veían que el cuerpo del difundo se descomponía, imaginaron que era el alma la que volvía a tomar un nuevo cuerpo para seguir viviendo. Con el tiempo, aprovecharon esta creencia para aclarar también ciertas cuestiones vitales (como las desigualdades humanas, antes mencionadas), que de otro modo les resultaban inexplicables para la incipiente y precaria mentalidad de aquella época. Cuando apareció el Budismo en la India, en el siglo V a.C., adoptó la creencia en la reencarnación. Y por él se extendió en la China, Japón, el Tíbet, y más tarde en Grecia y Roma. Y así, penetró también en otras religiones, que la asumieron entre los elementos básicos de su fe. Ya Job no lo creía

Pero los judíos jamás quisieron aceptar la idea de una reencarnación, y en sus escritos la rechazaron absolutamente. Por ejemplo, el Salmo 39, que es una meditación sobre la brevedad de la vida, dice: “Señor, no me mires con enojo, para que pueda alegrarme, antes de que me vaya y ya no exista más” (v.14). También el pobre Job, en medio de su terrible enfermedad, le suplica a Dios, a quien creía culpable de su sufrimiento: “Apártate de mí. Así podré sonreír un poco, antes de que me vaya para no volver, a la región de las tinieblas y de las sombras” (10,21.22). Y un libro más moderno, el de la Sabiduría, enseña : “El hombre, en su maldad, puede quitar la vida, es cierto; pero no puede hacer volver al espíritu que se fue, ni liberar el alma arrebatada por la muerte’’ (16,14). Tampoco el rey David La creencia de que nacemos una sola vez, aparece igualmente en dos episodios de la vida del rey David. El primero, cuando una mujer, en una audiencia concedida, le hace reflexionar: “Todos tenemos que morir, y seremos como agua derramada que ya no puede recogerse” (2 Sm 14,14). El segundo, cuando al morir el hijo del monarca exclama: “Mientras el niño vivía, yo ayunaba y lloraba. Pero ahora que está muerto ¿para qué voy a ayunar? ¿Acaso podré hacerlo volver? Yo iré hacia él, pero él no volverá hacia mí” (2 Sm 12,22.23). Vemos, entonces, que en el Antiguo Testamento, y aún cuando no se conocía la idea de la resurrección, ya se sabía al menos que de la muerte no se vuelve nunca más a la tierra. La irrupción de la novedad

Pero fue en el año 200 a. C. cuando se iluminó para siempre el tema del más allá. En esa época entró en el pueblo judío la fe en la resurrección, y quedó definitivamente descartada la posibilidad de la reencarnación. Según esta novedosa creencia, al morir una persona, recupera la vida inmediatamente. Pero no en la tierra, sino en otra dimensión llamada “la eternidad”. Y comienza a vivir una vida distinta, sin límites de tiempo ni espacio. Una vida que ya no puede morir más. Es la denominada Vida Eterna. Esta enseñanza aparece por primera vez, en la Biblia, en el libro de Daniel. Allí, un ángel le revela este gran secreto: “La multitud de los que duermen en la tumba se despertarán, unos para la vida eterna, y otros para la vergüenza y el horror eterno” (12,2). Por lo tanto, queda claro que el paso que sigue inmediatamente a la muerte es la Vida Eterna, la cual será dichosa para los buenos y dolorosa para los pecadores. Pero será eterna. La segunda vez que la encontramos, es en un relato en el que el rey Antíoco IV de Siria tortura a siete hermanos judíos para obligarlos a abandonar su fe. Mientras moría el segundo, dijo al rey: “Tú nos privas de la vida presente, pero el Rey del mundo a nosotros nos resucitará a una vida eterna” (2 Mac 7,9). Y al morir el séptimo exclamó: “Mis hermanos, después de haber soportado una corta pena, gozan ahora de la vida eterna” (2 Mac 7,36). Para el Antiguo Testamento, pues, resulta imposible volver a la vida terrena después de morir. Por más breve y dolorosa que haya sido la existencia humana, luego de la muerte comienza la resurrección. Ahora lo dice Jesús

Jesucristo, con su autoridad de Hijo de Dios, confirmó oficialmente esta doctrina. Con la parábola del rico Epulón (Lc 16,19.31), contó cómo al morir un pobre mendigo llamado Lázaro los ángeles lo llevaron inmediatamente al cielo. Por aquellos días murió también un hombre rico e insensible, y fue llevado al infierno para ser atormentado por el fuego de las llamas. No dijo Jesús que a este hombre rico le correspondiera reencarnarse para purgar sus numerosos pecados en la tierra. Al contrario, la parábola explica que por haber utilizado injustamente los muchos bienes que había recibido en la tierra, debía “ahora” (es decir, en el más allá, en la vida eterna, y no en la tierra) pagar sus culpas (v.25). El rico, desesperado, suplica que le permitan a Lázaro volver a la tierra (o sea, que se reencarne) porque tiene cinco hermanos tan pecadores como él, a fin de advertirles lo que les espera si no cambian de vida (v.27.28). Pero le contestan que no es posible, porque entre este mundo y el otro hay un abismo que nadie puede atravesar (v.26). La angustia del rico condenado le viene, justamente, al confirmar que sus hermanos también tienen una sola vida para vivir, una única posibilidad, una única oportunidad para darle sentido a la existencia. La suerte del buen ladrón

Cuando Jesús moría en la cruz, cuenta el Evangelio que uno de los ladrones crucificado a su lado le pidió: “Jesús, acuérdate de mí cuando vayas a tu reino”. Si Jesús hubiera admitido la posibilidad de la reencarnación, tendría que haberle dicho: “Ten paciencia, tus crímenes son muchos; debes pasar por varias reencarna-ciones hasta purificarte completamente”. Pero su respuesta fue: “Te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso” (Lc 23,43). Si “hoy” iba a estar en el Paraíso, es porque nunca más podía volver a nacer en este mundo. San Pablo también rechaza la reencarnación. En efecto, al escribir a los filipenses les dice: “Me siento apremiado por los dos lados. Por una parte, quisiera morir para estar ya con Cristo. Pero por otra, es más necesario para ustedes que yo me quede aún en este mundo” (1,23.24). Si hubiera creído posible la reencarnación, inútiles habrían sido sus deseos de morir, ya que volvería a encontrarse con la frustración de una nueva vida terrenal. Una total incoherencia Y explicando a los corintios lo que sucede el día de nuestra muerte, les dice: “En la resurrección de los muertos, se entierra un cuerpo corruptible y resucita uno incorruptible, se entierra un cuerpo humillado y resucita uno glorioso, se entierra un cuerpo débil y resucita uno fuerte, se entierra un cuerpo material y resucita uno espiritual (1 Cor 15,42.44). ¿Puede, entonces, un cristiano creer en la reencarnación? Queda claro que no. La idea de tomar otro cuerpo y regresar a la tierra después de la muerte es absolutamente incompatible con las enseñanzas de la Biblia. La afirmación bíblica más contundente y lapidaria de que la reencarnación es insostenible, la trae la carta a los Hebreos: “Está establecido que los hombres mueren una sola vez, y después viene el juicio” (9,27). Invitación a la irresponsabilidad

Pero no sólo las Sagradas Escrituras impiden creer en la reencarnación, sino también el sentido común. En efecto, que ella explique las simpatías y antipatías entre las personas, los desentendimientos de los matrimonios, las desigualdades en la inteligencia de la gente, o las muertes precoces, ya no es aceptado seriamente por nadie. La moderna sicología ha ayudado a aclarar, de manera científica y concluyente, el porqué de éstas y otras manifestaciones extrañas de la personalidad humana, sin imponer a nadie la creencia en la reencarnación. La reencarnación, por lo tanto, es una doctrina estéril, incompatible con la fe cristiana, propia de una mentalidad primitiva, destructora de la esperanza en la otra vida, inútil para dar respuestas a los enigmas de la vida, y lo que es peor, peligrosa por ser una invitación a la irresponsabilidad. En efecto, si uno cree que va a tener varias vidas más, además de ésta, no se hará mucho problema sobre la vida presente, ni pondrá gran empeño en lo que hace, ni le importará demasiado su obrar. Total, siempre pensará que le aguardan otras reencarnaciones para mejorar la desidia de ésta. Solamente una vez Pero si uno sabe que el milagro de existir no se repetirá, que tiene sólo esta vida para cumplir sus sueños, sólo estos años para realizarse, sólo estos días y estas noches para ser feliz con las personas que ama, entonces se cuidará muy bien de maltratar el tiempo, de perderlo en trivialidades, de desperdiciar las oportunidades. Vivirá cada minuto con intensidad, pondrá lo mejor de sí en cada encuentro, y no permitirá que se le escape ninguna coyuntura que la vida le ofrezca. Sabe que no retornarán. El hombre, a lo largo de su vida, trabaja un promedio de 136.000 horas; duerme otras 210.000; come 3.360 kilos de pan, 24.360 huevos y 8.900 kilos de verdura; usa 507 tubos de dentífrico; se somete a 3 intervenciones quirúrgicas; se afeita 18.250 veces; se lava las manos otras 89.000; se suena la nariz 14.080 veces; se anuda la corbata en 52.000 oportunidades, y respira unos 500 millones de veces. Pero absolutamente todo hombre, creyente o no, muere una vez y sólo una vez. Antes de que caiga el telón de la vida, Dios nos regala el único tiempo que tendremos, para llenarlo con las mejores obras de amor de cada día.
"Porque está establecido para los hombres, que mueran una sola vez, y despues de esto vendrá el juicio"

AMAR A LA IGLESIA, A PESAR DE SUS SOMBRAS

Templo de la Parroquia de San Rosendo
El Papa exhorta a amar a la Iglesia, a pesar de sus manchas
Al visitar la parroquia en que fue bautizado Pablo VI
CONCESIO (BRESCIA), domingo, 8 de noviembre de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI exhortó a amar a la Iglesia a pesar de sus sombras y manchas, como parte del compromiso asumido en el bautismo, al concluir este domingo una visita a la cuna de Pablo VI.

El pontífice quiso concluir este viaje de un día, visitando la parroquia de Concesio, pequeño pueblo situado cerca de Brescia, en la que fue bautizado Giovanni Battista Montini el 30 de septiembre de 1897.

En su homilía leída en el pequeño templo, el pontífice reconoció: "no es fácil ser cristianos".

"Se necesita valor y tenacidad para no conformarse con la mentalidad del mundo --añadió--, para no dejarse seducir de la potente llamada del hedonismo y el consumismo, para afrontar, si es necesario también, las incomprensiones e incluso persecuciones".

"Vivir el bautismo implica permanecer sólidamente unidos a la Iglesia, incluso cuando vemos en su rostro sombras y manchas".

"Ella nos ha regenerado a la vida divina y nos acompaña en todo nuestro camino: ¡amémosla, amémosla como a nuestra auténtica madre!", exhortó el obispo de Roma.

"Amémosla y sirvámosla con un amor fiel, que se traduzca en gestos concretos dentro de nuestras comunidades, sin ceder a la tentación del individualismo y del prejuicio y superando toda rivalidad y división", afirmó.

"Así seremos auténticos discípulos de Cristo", concluyó, recogiendo las enseñanzas y experiencias del Pablo VI sobre el bautismo, sacramento a través del cual tiene lugar "la transfusión del misterio de la muerte y resurrección de Cristo en sus seguidores".

El Papa concluía así una visita de casi doce horas a Brescia, dedicada a su predecesor, en la que inauguró la nueva sede del Instituto Pablo VI.

Por Roberta Sciamplicotti

ULTIMO CURSILLO...¡ÉXITO TOTAL!

A través de las nubes, se divisa la Luz...la luz de Cristo, que trae nueva vida en medio de las penumbras del pecado

La abundancia de peces ene la última pesca DE COLORES FUE FECUNDA......FUE UNA PESCA MILAGROSA. ¡MÁS DE SESENTA PERSONAS EN UN CURSILLO!....¡Algo inédito!
Significa que cuando queremos, podemos.Que cuando le decimos si al Señor, como María, Él siempre responde.
¡Gracias Señor, por la abundancia de tu Amor......la Diócesis de Los Ángeles te bendice!

ESPAÑA CONTRA EL ABORTO....¿Y NOSOTROS?

Aborto en España: el infanticidio suicidaMonseñor Jesús Sanz Montes, ofm, obispo de Huesca y de Jaca

HUESCA, domingo, 18 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Publicamos el mensaje que ha enviado monseñor Jesús Sanz Montes, ofm, obispo de Huesca y de Jaca, este domingo, tras la manifestación por la vida que tuvo lugar este sábado en Madrid.



* * *



Hemos visto en estas última semanas cómo la sociedad se ha ido posicionando ante el tema del aborto, tal vez como nunca. Un destacado miembro del gobierno de España reconocía que no se trata de una cuestión que abiertamente demande la sociedad, sino que se ha verificado una fractura al respecto, pues la sociedad española está dividida -según decía esta persona del gobierno- por la mitad. ¿Sólo la mitad?

Los obispos españoles que formamos la Comisión Permanente, dijimos ya el 17 de junio pasado sobre el Anteproyecto que ahora ya está en el Parlamento que "el aspecto tal vez más sombrío es su pretensión de calificar el aborto provocado como un derecho que habría de ser protegido por el Estado. He ahí una fuente envenenada de inmoralidad e injusticia que vicia todo el texto. En el artículo 3. 2. «se reconoce el derecho a la maternidad libremente decidida». Lamentablemente esta expresión no significa aquí que toda mujer tiene derecho a elegir si quiere o no quiere ser madre; significa, más bien, que tiene derecho a decidir eliminar a su hijo ya concebido".

Cuando escuchamos a los defensores de esta ley, es tal el nivel de demagogia y medias verdades, tal el cúmulo de razones que no lo son, que hace patética e irrisoria la defensa, si no estuviera en entredicho la vida humana del ser más inocente.

No sabemos (o nos produce sonrojo conocerlo) los intereses que puede haber detrás de esta criminal medida, pues ¡se trata del crimen de un ser humano sin que pueda rechistar! Intereses económicos en las clínicas abortistas y en los laboratorios que mercadean con las píldoras abortivas. Intereses políticos de guiños descarados a una mal llamada progresía, para recabar pingües beneficios electorales frente a los crasos maleficios de los niños así asesinados que no tenían la edad de votar. Intereses de jaleamiento social, en un tema que es mayor donde los haya, para que las gentes hablen de esto, mientras consumen tiempo y espacio para callar ante otras cuestiones como la crisis económica, las corrupciones propias y ajenas, y el desprestigio internacional.

Salvar la vida del no nacido, salvar la vida de la madre gestante. ¿Dónde está el varón que no comparte este trance de una ley tan injusta y tan machista? Junto al infanticidio horrendo se da al mismo tiempo el matricidio fatal. Lo intentarán disfrazar como derecho de la mujer (innombrable subterfugio de la irresponsabilidad machista), y dirán que es una demanda social, y que no se quiere la cárcel de la madre, todo ello lugares tópicos, nunca mejor dicho, para propiciar un cruel fusilamiento en un paredón entre algodones cuya fosa común será luego un vulgar cubo de basura.

El niño así asesinado lleva consigo el suicidio de su madre. Tal como suena. Lo he podido comprobar en tantas mujeres que vienen a escondidas a pedirte la ayuda que no les darán jamás los legisladores a sueldo, los políticos de poltrona y quienes subvencionan sus desvaríos para hacer su agosto laboratorios y en clínicas. Es un asesinato suicida, donde muere el bebé concebido y donde comienza para la madre su terrible y larga agonía. Hay que salvar a ese niño salvando a esa mujer, y salvar a la madre salvando al hijo de sus entrañas.

La concentración del 17 de octubre en Madrid la hemos considerado legítima y conveniente, en donde haciendo uso del derecho a manifestarse pacíficamente los laicos cristianos y los que no lo son, responden adecuadamente al desafío planteado de tanta transcendencia moral y social, expresando así su desacuerdo con la ley proyectada, que supone un serio retroceso en la protección del derecho a la vida de los que van a nacer, un mayor abandono de las madres gestantes y un daño irreparable para el bien común.


LA ORACION Y EL VALOR DE LAS VISITAS AL SANTISIMO




Iglesias cerradas, una herida en el cuerpo de Cristo

El combate de la oración, según el cardenal Schönborn

ARS, jueves, 1 octubre 2009 (ZENIT.org).- “Es una grave herida en el Cuerpo de Cristo que las iglesias tengan las puertas cerradas”, observó el cardenal Christoph Schönborn, op, arzobispo de Viena, que dió este miércoles su tercera meditación sobre el tema “Oración y combate espiritual”, en el retiro sacerdotal internacional en Ars, en el marco del Año Sacerdotal.

El combate por excelencia, afirmó, es el “combate de la oración”, pero el combate de la oración “es también la cuestión del lugar de la oración”.

El cura de Ars, instruyendo a sus parroquianos, exclamaba mirando al tabernáculo: “¡El está ahí, está ahí!”. Esta es para nosotros, subrayó el predicador, una “invitación constante a aprovecharnos de ello”.

Sin embargo, reconoció, “en Austria, mantenemos una lucha constante para conservar nuestras iglesias abiertas, accesibles a los fieles y a los otros que buscan, pues es una grave herida en el Cuerpo de Cristo que las iglesias tengan las puertas cerradas”.

“Haced todo lo posible, y lo imposible –recomendó el cardenal Schönborn--, para permitir a los fieles y a las personas que buscan a Dios –y que Dios espera- tener acceso a Jesús en la Eucaristía: ¡no cerréis las puertas de vuestras iglesias, por favor!”.

“¡No lo comprendo –insistió el arzobispo de Viena--, esto no es soportable! Mucha gente no va ya a misa, es demasiado complicado para ellos, no saben más, esto se les ha hecho extraño, pero se constata una cosa: vienen a la iglesia si está abierta, para encender una vela, sí, o la abuela viene con sus nietos, no van a misa pero vienen a encender una vela ante la Virgen que les acogerá. ¡Dejemos nuestras iglesias abiertas!”.

Y añade: “¡No es malo que el sacerdote sea sorprendido en flagrante delito de oración ante el tabernáculo!”.

El cardenal austríaco confió a sus hermanos sacerdotes del mundo entero este recuerdo de infancia: “En Vorarlberg, por la tarde, había una luz en la iglesia: era el señor cura que rezaba allí. Esto quedó grabado en mi memoria”.

Y concluyó: “El combate de la oración es verdaderamente el combate de nuestra vida”.

¿Qué nos pide Jesús previo a los dos ùltimos cursillos del año 2009?



"VAYAN POR TODO EL MUNDO, Y ANUNCIEN EL EVANGELIO"

Habremos fracasado si en el Cursillo de Hombres Nº 142, del 08 al 11 de Octubre , y en el Cursillo de Mujeres Nº 140, del 22 al 25 de Octubre, no llenamos Adveniat hasta los pasillos.


Si no llenamos Adveniat(La casa de retiros)seremos excelentes Grupos sociales, pero muy malos evangelizadores.

EL CRUCIFIJO COMO TESTIMONIO DE FE

Cada vez más, desaparecen los signos cristianos de los lugares públicos, y también en los hogares. Y los cristianos también comienzan a desecharlos.
Hemos visto que sobre el pecho de muchos, cualgan crucifijos artísticos, y otros teñidos de paganismo. Cruces esotéricas,cargadas de supersticiones, que, sin saberlo, nos sumergen en mundos oscuros de ocultismo.
¡Todos sabemos cual es el crucifijo Cristiano, Católico, con la imagen de Jesús! Portemos este signo como señal de fe, y como protección contra las acechanzas del enemigo.
La sociedad no puede deslavarse del signo del Evangelio, portado por los hijos de Dios.
Veamos el siguiente artículo:

TARAZONA, sábado, 12 septiembre 2009 (ZENIT.org).- Publicamos el mensaje que ha escrito monseñor Demetrio Fernández, obispo de Tarazona, con el título "El crucifijo".

* * *Cuando se quiere quitar de la plaza pública a Dios, cuando se quiere prescindir de Dios, como si Dios fuera un estorbo, cuando se quiere arrancar del corazón de nuestro niños y jóvenes a Jesucristo, se quita el crucifijo de la escuela, de los hospitales, de todo ámbito de la vida pública.

El 14 de septiembre celebra la Iglesia la fiesta de la santa Cruz. "La señal del cristiano es la santa Cruz, porque en ella murió nuestro Señor Jesucristo para redimir a todos los hombres", dice el catecismo de la Iglesia. La cruz inicia y corona todas las obras cristianas, la cruz corona nuestros templos, preside nuestra mesa de estudio, la llevamos colgada en el pecho. Al entrar en un templo, cuando vemos pasar una imagen sagrada, cuando oramos por un difunto, nos hacemos la señal de la cruz. La cruz es el símbolo del cristianismo, es la señal de cristiano.

Por eso, cuando se quiere quitar de la plaza pública a Dios, cuando se quiere prescindir de Dios, como si Dios fuera un estorbo, cuando se quiere arrancar del corazón de nuestro niños y jóvenes a Jesucristo, se quita el crucifijo de la escuela, de los hospitales, de todo ámbito de la vida pública.

Quienes pretenden quitar el crucifijo argumentan con razones de laicidad. Dicen que si el espacio público es de todos, Dios no debe aparecer por ningún lado, porque en la vida pública en la que hoy nos encontramos hay creyentes y no creyentes, hay cristianos y musulmanes, hay creencias e increencias de todo tipo. Sin embargo, esa laicidad, que tiene que suprimir a Dios para afirmarse a sí misma, es una laicidad sin futuro, es una laicidad que no hace bien al hombre. Es una laicidad que tiene que arrasar toda una historia, unas costumbres, una cultura, que es cristiana en sus raíces y en sus expresiones.

Que el Estado es laico quiere decir que oficialmente no confiesa ninguna religión, pero al mismo tiempo favorece la religión de sus ciudadanos, porque considera la religión como un bien para el hombre, para los ciudadanos a los que sirve. Pero cuando suprime todo signo religioso, adopta una postura directa de ataque a lo religioso, que contradice la sana laicidad. Un Estado verdaderamente laico respeta las creencias y convicciones de sus ciudadanos, las favorece y las apoya siempre, porque la religión es una dimensión fundamental de la persona. Cuando, por el contrario, ataca las convicciones religiosas de sus ciudadanos (sean los que sean), deja de ser un Estado laico para convertirse en un Estado confesionalmente ateo. Porque sólo a los ateos les molesta Dios y los signos religiosos

En España, nos encontramos con una situación de verdadera persecución religiosa solapada, con este y con otros muchos hechos concretos. Es una persecución que recorta la libertad religiosa, particularmente la libertad de los católicos, porque a otras religiones quizá no se atrevan a perseguirlas por lo que pueda pasar. Se está gestando la nueva ley de libertad religiosa. A ver por dónde sale, pero, con estos preámbulos, nos tememos lo peor, sobre todo en el ámbito de la objeción de conciencia.

Curiosamente, en estas circunstancias, aparecen testimonios muy elocuentes de católicos coherentes, que respetando todas las leyes, plantan cara a esta persecución solapada, y tienen una eficacia insospechada. Ha sido la postura del alcalde de Baena, que se ha negado a retirar el crucifijo del ayuntamiento que preside, y es la postura de tantas personas que no esconden ni disimulan su condición de católicos convencidos. Es momento de dar la cara. Quizá necesitamos que nos pinchen para reaccionar positivamente. Toma un crucifijo en tus manos, cuélgalo en tu pecho, llévalo siempre contigo. La señal del cristiano es la santa Cruz. Teniendo a Jesucristo, lo tienes todo. No te avergüences nunca de ser discípulo suyo. Con su ayuda y su evangelio, y sólo así, podrás mejorarte a ti mismo y podrás construir un mundo mejor.


Soberanos 2009 de la Cena de Colores

(Pincha la imagen para agrandarla)
Satisfacción en los dirigentes es la palabra que puede graficar el éxito de la fiesta de Colores efectuada el 05 de septiembre. Estaban reunidos en este encuentro los dirigentes Laicos y Consagrados que trabajan para el Señor a través de Cursillos. Estaba también la Iglesia Peregrina....todos nosotros, los que vivimos el cuarto día de Colores.
Presentamos aquí a LOS SOBERANOS DE CURSILLO, CORONADOS EN LA CENA DE COLORES 2009

Yo soy Testigo del Poder de Dios.....Pescando en alta mar......


Amadísimos hermanos en Cristo:
Quiero testimoniar en ésta página De Colores lo que ocurrió en Laja durante los dos Cursillos últimos . El Señor Jesús nos ha regalado 64 hermanos y hermanas. Estamos felices por esto, y damos infinitas gracias a Dios porque El ha querido llamar a su lado a estas personas, y nosotros, pobres instrumentos en sus manos hemos respondido a esta tarea que El nos ha pedido.

Quiero contar con gozo esta nueva para que en todos los lugares de la Diócesis y del mundo en que lean este testimonio, sepan que Jesús está vivo, y que, cuando se evangeliza y se obedece el mandato de Jesús de ir a proclamar la Buena Nueva a toda creatura.....Él siempre responde........

¡Ruego a Dios que en los próximos Cursillos sean muchos los invitados, y que en el Cuarto Día, salgan los hermanos y hermanas a pescar en el mar del mundo, con la Fe puesta en las promesas del Señor.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Alabado sea el Señor Jesucristo, nuestro Dios y Salvador !!!!!!!!!!!!!
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡DE COLORES !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

HOY A LAS 18,00 HORAS, LA CLAUSURA EN BETANIA


Hermanos y Hermanas: Les invitamos a Participar hoy domingo 30 de agosto a las 18,00 horas , ala clausura del Cursillo de damas en Betania, laja.
Es un momento muy valiosos, en el cual podrás revivir hermosas vivencias, compartir la Eucaristía, y reforzar lazos de amor con los hermanos y hermanas cursillistas, con los sacerdotes, y CON JESÚS.

¡¡¡¡¡¡¡Y SE VIENE MUY LUEGO LA CENA DE COLORES!!!!!!!!!!!!

ULTIMAS NOTICIAS DESDE LAJA...............

Como éste cielo está hoy la vida de los nuevos cursillistas: Comienzan a disiparse las nubes de la falta de Fe, de Esperanza y de Amor : La Luz de Cristo Rey, Glorificado, ha entrado en la existencia de ellos, para dar nueva Luz, nueva Vida, en Cristo, Nuestro Señor, Rey de Reyes, Señor de Señores.

¡Eso es Cursillo...un nuevo Pentecostés para las familias que buscan incansablemente el sentido verdadero de la felicidad!

1.- Padre Félix Eicher:
Ya se encuentra en la Parroquia Cristo Rey, retomando sus actividades normales lentamente........no tan lentamente como nosotros quisieramos, para que repose bien, y no tan rápido como él quisiera, para saciar sus ansias evangelizadoras, y anunciar al Dios Amor.

Saludamos al Padre Félix, y le deseamos que pronto recupere plenamente su salud, para que sigamos disfrutando mutuamente del Amor de Padres e Hijos.... y de hermanos en Jesús.

2.- CURSILLO DE MUJERES: Fueron 37 las hermanas que entraron el día jueves 27 al cursillo de damas en Betania, Laja. En reemplazo del Padre Félix, fue el Padre Ramón Henriquez.
Esta es una demostración y un signo que el Señor nos da: Cursillo sigue adelante, siempre hay candidatos cuando se trabaja bien, con ímpetu evangelizador....
El próximo cursillo en Los Ángeles.....¡Multiplicaremos los candidatos!!!!!!!!!!!!! ¡¡¡¡¡DE ti Depende.......de ti depende!!!!!!!!!

CURSILLO DE CRISTIANDAD SE ESTÁ VIVIENDO EN LAJA


Hagamos Palanca por el Cursillo de Mujeres que se está realizando desde el día jueves 27 en Betania, Laja. Este Cursillo corresponde a la programación que en la Diócesis de Los Ángeles tiene el Secretariado de Cursillos.
¡¡¡¡Cristo Cuenta Contigo!!!!!!!!!!!!!!!


PADRE FELIX EICHER, EN REPOSO TRAS SUFRIR BAJA DE PRESIÓN


SEGUIMOS EN ORACIÓN POR EL PADRE FÉLIX...¡ES NUESTRO TURNO!
Actualmente se encuentra en reposo en un centro de salud en Los Ángeles, en observación médica. A ti, te pedimos oración....es lo que mejor podemos hacer,y dejarlo descansar.....(miércoles 26 de agosto)

EL PADRE FÉLIX EICHER, sufrió una baja de presión mientras transitaba por la ciudad de Laja, cayendo en forma imprevista, y sufriendo un golpe en su cabeza.
Producto de lo anterior, fue trasladado de urgencia al hospital de Los Ángeles, recinto en el cual le realizaron un Scanner, quedando en reposo y observación.
Como su estado es , no de cuidado, pero si delicado, se ruega elevar oraciones por su pronta recuperación, y no visitarlo por el momento, afín de que pueda tener el reposo recetado por el médico tratante.

¡¡¡¡¡A orar por el Padre Félix...es nuestro turno!!!!!

JAZMINES EN EL PELO Y ROSAS EN LA CARA.....LIMA SE VISTE DE COLORES

Cursillo está de Fiesta en Lima......Cursillo, una fiesta de Colores para el alma y para Dios


Cursillos de Cristiandad de Lima festeja 50 años evangelizando
Ha renovado la fe de más de quince mil personas

LIMA, viernes, 21 agosto 2009 (ZENIT.org).- Con diversas actividades el Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Lima, Perú, ha dado inicio a los festejos de sus Bodas de Oro que tienen su punto culminante los días 20, 21 y 22 de agosto.

Con este motivo -informa a ZENIT este Movimiento--, "se viene convocando a todos los cursillistas a contagiarse de la alegría de este acontecimiento, para reencontrarse, para congregarse en su casa y para encender de colores ese corazón cursillista como al inicio de su cuarto día".

La convocatoria se ha hecho extensiva a toda la comunidad católica de Lima y de Perú.

Entre los años 1940 y 1949, nació el Movimiento de Cursillos (MCC) en el mundo "como una respuesta a la sed de Dios evidente en esos momentos".

La Iglesia requería de la invalorable participación de sus preciados componentes: los laicos, para llevar la fe cristiana a los diferentes ambientes de la vida.

Hoy el Movimiento de Cursillos de Cristiandad tiene presencia viva en los cinco continentes.

En 1959, llegó a Lima y desde esa fecha el Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Lima (MCCL) ha transitado 50 años dando frutos de conversión a muchas personas (más de quince mil) que han vivido un Cursillo.

El Movimiento ha actuado, indican sus directivos, "en muchos casos transformado su vida y la de las personas que los rodean, respondiendo así a esa sed de Dios, aún presente y con el mismo entusiasmo e ilusión de los días iniciales".

Mediante un método propio, este movimiento de Iglesia, añaden, "participa activamente en la gran misión de la evangelización, llevando la fe cristiana a los diferentes ambientes de la vida".

"Se caracteriza, principalmente --subrayan--, por compartir una fe vivida para difundirla potenciando la cooperación armónica entre laicos y sacerdotes".

Cursillo 141....Un Regalo para Jesús, el Señor

CURSILLO 141....28 REGALOS PARA EL SEÑOR.

Agradecido del Señor, porque derramó innumerables Gracias en el Cursillo de Hombres realizado en Betania, Laja. Porque su Misericordia es inmensa, y sus proezas se cantan de generación en generación, hoy damos gracias a Jesús por su infinito Amor. Un amor tan grande , que todo lo abarca, todo lo escudriña, todo lo llena de Luz, de Paz, de Gozo.
28 familias han nacido de nuevo, a través de la Gracia de Dios, del Equipo, y de las Palancas....

Sigamos trabajando para el Cursillo de Mujeres, que se realizará desde el jueves el 27 de agosto, en Betania.¡¡¡¡¡Sigamos invitando a una Vida Nueva!!!!!

LA VIDA DE COLORES LLENA A LA DIOCESIS DE LOS ANGELES

EQUIPO DEL CURSILLO 142:
Terminado el Cursillo 141 de Hombres de Laja, ya se prepara el Equipo del Cursillo 142 de varones, el que viviremos en Los Ángeles. Aquí podemos ver a los santos varones posando para la foto, y para que recemos por ellos, pues las Palancas son muy necesarias para el éxito de cada cursillo.

ULTREYA DIOCESANA EN LOS ANGELES:
Entrada ya la tarde, como los peregrinos de Emaus, vemos a hermanos y hermanas que participaron en la 5tª Ultreya Diocesana realizada en Nacimiento con fecha 05 de Julio, donde vivimos y compartimos lo fundamental cristiano en un ambiente de fraternidad.
Estuvo presente el Trípode: La Piedad, el Estudio, y la Acción.

CUECA DE COLORES:
En un apronte
dieciochero, la Hermana Lily, Presidente Diocesano de Cursillos, baila la Cueca, nuestro baile nacional. Dios nos regaló una hermosa Patria, y cuando de juntan los cristianos, hay que celebrar los Dones del Señor con alegría. Esto ocurrió en la última Ultreya , celebrada en Nacimiento, donde fuimos recibidos con verdadero afecto y unidad por los Cursillistas nacimentanos, encargados de la organización

¡¡¡28 CURSILLISTAS EN LAJA...NECESITAMOS TUS PALANCAS!!!!!



RECIBAN NUESTROS SALUDOS CARIÑOSOS, QUERIDOS HERMANOS...
¡Paz en Cristo!
lLes informo que ayer , 28 fueron los hermanos que entraron a vivir su Cursillo en Betania, Laja. (Entre ellos está el Padre Alexis, quien también fue a vivirlo) .Ahora, necesitamos imperiosamente sus oraciones y Palancas.........

Es una hermosa noticia, no creen?

Sigamos rezando por la conversión de todos los participantes y por los próximos cursillos... y nos vemos en la Clausura, el domingo 16, a las 18 horas. Hermanos y Hermanas, seguimos en contacto y que Dios les bendiga a ustedes y a toda su familia.
Un abrazo cariñoso en Jesús y María. Lili y Claudio Presidentes MCC LOS ÁNGELES - CHILE.

EL CURSILLO COMIENZA EL JUEVES 13 DE AGOSTO...AUN HAY CUPOS


NOS ENCONTRAMOS ESTA TARDE (JUEVES 13 DE AGOSTO, A LAS 19,00 HORAS)EN LA PARROQUIA CRISTO REY, PARA DESPEDIR A LOS NUEVOS CURSILLISTAS, Y COMENZAR A REZAR POR EL ÉXITO DEL CURSILLO Y DE LA CONVERSIÓN DE MUCHOS......

TODAVÍA PUEDES ENVIAR CANDIDATOS A CURSILLO....AUN QUEDAN CUPOS....... ¿DONDE ESTÁ EL BUS QUE SALÍA ANTES DESDE LOS ÁNGELES CON LOS DIRIGENTES Y LOS NUEVOS CURSILLISTAS? ¿ DONDE EMPEZÓ A PERDERSE EL BUS, Y EN QUE LUGAR DEL CORAZÓN VOLVEREMOS A ENCONTRARLO?

¡VAMOS, VAMOS........CRISTO ESTÁ ESPERÁNDONOS.
!

CUAL ES LA FINALIDAD DE CURSILLOS?....BUENA PREGUNTA, VERDAD?

Escuela de Dirigentes en Los Angeles

¿Cuál es la finalidad del Movimiento?

El Movimiento de Cursillos anhela encontrar en todos los ambientes -- especialmente en los que están más alejados de la mentalidad cristiana -- unos núcleos de cristianos que transformarán poco a poco su ambiente por la fuerza de su testimonio.

Juan Pablo II hizo recordar este objetivo el día de la
Ultreya Nacional de Italia, el 24 de noviembre de 1990 :

"He aquí su aporte dentro de la Iglesia : crear unos núcleos de creyentes que lleven el mensaje de salvación por todos lados, haciendo prevalecer el peso de su opinión no por imposición sino más bien por la fuerza de su testimonio".

La expresión "ser fermento del Evangelio dentro de
los ambientes"
traduce bien la finalidad del Movimiento.

Jesús nos ha hablado de levadura:
"El Reino de los Cielos es semejante a la levadura que una mujer ha tomado y mezclado con tres medidas de harina, hasta que todo haya levantado" (Mt 13, 33)

fermentation du levain dans la pâte


ferment La levadura (o fermento) es
un ingrediente que se añade a
la masa. Produce, desde el
interior, una efervescencia
que la hace levantarse y
causa unas burbujas que se
ve en el pan.

Para los cursillistas, esta
palabra "fermento" sugiere una forma de
evangelización que se hace desde el interior, en los ambientes en donde
vivimos.

tranche de pain


La finalidad del MCC consiste en construir un mundo más fraterno, proclamando los valores del Evangelio, pero recordando que esto se hará antes que todo "por la fuerza del testimonio".

Por lo tanto la meta intermedia que persigue el MCC
para alcanzar su finalidad, es hacer posible la vivencia de lo fundamental cristiano, o sea el Reino de Dios (IFMCC,120).

El MCC propicia el encuentro con Dios a través de
una vivencia personal y profunda, y proporciona el medio de ahondar esta vivencia dentro de una comunidad cristiana auténtica.

De ahí la definición oficial que el MCC se dió desde el
1er Encuentro latinoamericano :

"Los Cursillos de Cristiandad (el MCC) son un Movimiento de Iglesia que, mediante un método propio, posibilitan la vivencia y convivencia de lo fundamental cristiano, ayudan a descubrir y a realizar la vocación personal, y propician la creación de núcleos de cristianos que vayan fermentando de Evangelio los ambientes". (IFMCC, 75)

Etiquetas